En el momento de adquirir un inmueble nos encontramos una serie de impuestos que condicionan el precio final de la operación. Los expertos recomiendan tener unos ahorros de entre un 10% y un 12% (dependiendo de la Comunidad Autónoma) del precio de la vivienda para afrontar estos gastos iniciales. Entre los gastos más importantes encontramos el IVA, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD). En el caso de tratarse de una vivienda nueva pagaremos el IVA y, si fuera una vivienda de segunda mano se le aplicará el ITP y el AJD.

Gastos de la compraventa de viviendas

La notaría

En el momento de comprar una vivienda es esencial contar con la labor de un notario para asegurarnos de que lo estamos haciendo todo de la forma correcta. El notario se encargará de confirmar las cargas de la vivienda (en caso de que las hubiera), el reparto de gastos y dar fe de la veracidad del documento.

Los honorarios de los notarios, denominados aranceles, se encuentran regulados por el Estado, y en el caso de otorgamiento de la escritura pública de compraventa, los precios oscilan entre 600 y 875 euros.

Registro de la Propiedad

Las escrituras que previamente ha firmado el notario deben ser inscritas. Los honorarios dependen directamente del valor de la vivienda, el precio medio lo encontramos entre los 400 y 650 euros.

Impuestos vinculados a la compraventa

En este 2021 el IVA equivale a un 10%. En Canarias se sitúa en el 6,5%, ya que se aplica el IGIC-Impuesto General Indirecto Canario.

En el caso de una vivienda pública el IVA puede variar hasta el 4%, esto variará en función de cada CCAA y del tipo de vivienda.

Fuente de la tabla: Idealista.com

impuestos compraventa vivienda

En el caso de adquirir una vivienda usada, el tributo más importante es el Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales (ITP). La cuantía a pagar dependerá de la comunidad autónoma en la que se encuentre, aunque lo normal es que se aplique entre el 6% y el 10%. En el caso de las Viviendas de Protección Oficial, familias numerosas y jóvenes suelen existir una reducción en este porcentaje.

Fuente de la tabla: Idealista.com

Impuesto compraventa

Principales gastos de la hipoteca

Si para la adquisición de la vivienda el comprador utiliza un préstamo hipotecario, tendremos que sumarle una serie de gastos al proceso de compraventa.

Tasación de la casa

El comprador que va a solicitar una hipoteca, deberá conocer el valor de la propiedad para que el banco sepa qué porcentaje de financiación puede conceder. Por lo general, las entidades aportan el 80% del precio de compra o del valor de tasación, aunque en casos excepcionales pueden financiar hasta el 90-100%. Gracias a Grupo Inmobiliario Ares puedes conocer el valor de tu vivienda de forma gratuita y solamente rellanando un formulario.

Comisión de apertura

La comisión de apertura es la cantidad de dinero que la entidad financiera cobra al formalizar el préstamo. Esta comisión puede llegar hasta el 2% del capital prestado.

Con la nueva ley hipotecaria desaparece la comisión de estudio y, los gastos que anteriormente se incluían en este cargo, deberán incluirse en la comisión de apertura.

La comisión de apertura seguirá sin tener ningún tipo de limitación y se podrá aplicar a la hora de contratar una hipoteca. Actualmente, son muchas las entidades que no lo estiman a oportuno y no cobran esta comisión al contratar la hipoteca.

IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados)

El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados se aplica a los documentos notariales, mercantiles y administrativos. Se paga siempre que se suscribe un documento notarial con cuantía económica que se tenga que inscribir en el Registro.

El pasado mes de enero, el Tribunal Supremo confirmó el reparto de los gastos hipotecarios y, tras la resolución, el cliente solo hará frente al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y a los gastos notariales. La entidad financiera afrontará los gastos de la gestoría, los aranceles notariales, el registro y el Impuesto de Actos jurídicos Documentados.

El criterio del supremo será de aplicación general para todas aquellas hipotecas firmadas antes de la reforma hipotecaria de 2019 que cargaba a la banca con todos los gastos hipotecarios, exceptuando los de la tasación, evitando que la entidad pudiera imponer a su propia tasadora a la hora de valorar el inmueble que sirve como garantía.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, Soy Ángela ¿En qué puedo ayudarte?