Si estás pensando en vender tu vivienda o vas a recibir una donación o una herencia, debes conocer el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), conocido también como plusvalía municipal, una tasa obligatoria que se deberá abonar a la hora de vender, heredar o aceptar una donación. Este impuesto no será exigible si en el periodo computable no se ha producido un incremento real de valor o si se acredita que la cuota tributaria excede de la plusvalía realmente producida.

¿Cómo calculamos la plusvalía?

Para poder conocer la cuantía que hay que pagar por este tributo, se tendrá que tener en cuenta el valor catastral * del suelo* del inmueble y los años que el vendedor ha mantenido la vivienda.

Con estos datos podremos aplicarle *el porcentaje de incremento anual* que haya tenido el inmueble y el tipo de gravamen fijado por cada ayuntamiento. Esta variable dependerá del municipio donde se encuentre el terreno. Algunos ayuntamientos tienen bonificaciones para ciertos grupos de edad o reducciones para determinados casos, como en el tema de las herencias.

¿Sabías que muchos ayuntamientos tienen ya un servicio para calcular la plusvalía municipal? Los habitantes de dicha localidad podrán utilizar este servicio para conocer todos los detalles sobre su cuota de plusvalía municipal.

En la actualidad, los tipos máximos que se aplican a la plusvalía municipal, en función a la fecha de la adquisición, son:

  • Propiedades con 5 años de antigüedad, un 3,7% sobre el activo.
  • Propiedades con 10 años de antigüedad, un 3,5%.
  • Propiedades con más de 15 años de antigüedad, un 3,2%.
  • Propiedades con 20 años de antigüedad o más, un 3%.

*A esta base imponible hay que aplicar el tipo impositivo, que depende de cada ayuntamiento.

El plazo para abonar la plusvalía en los casos de compraventa, es de 30 días hábiles desde la formalización de las escrituras públicas ante notario

¿Quién tiene que pagar la plusvalía municipal?

En la mayoría de casos es el vendedor el que se hace cargo de pagar esta tasa. Aunque, si el vendedor no es residente español y decide no pagarlo, existe la posibilidad de que el comprador tenga que asumir esta responsabilidad, ya que por ley lo designará como el sujeto pasivo sustituto.

Lo habitual es que el comprador solicite al vendedor dejar depositado ante notario el importe que corresponde al impuesto de plusvalía municipal, para evitar las posibles consecuencias fiscales.

En el caso de las herencias, el pago recae directamente sobre los herederos. En este caso, tendrán que tributar por el incremento de valor que ha experimentado el *inmueble a lo largo de los años que su familiar fallecido la tuvo en su poder. El pago de la plusvalía es obligatorio *para inscribir la herencia en el registro de la propiedad y se debe abonar en el plazo de 6 meses desde el fallecimiento del causante*

Si quieres vender tu casa, en Grupo Inmobiliario Ares te facilitamos un servicio integral y personalizado que abarca desde el cálculo de la plusvalía municipal hasta la liquidación de impuestos pasando por la tramitación de la herencia. Para más información haz click AQUÍ.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, Soy Ángela ¿En qué puedo ayudarte?